Cultura del Queso

El blog de la cultura del queso

Andalucía y su sabor

De las más de 100 variedades de queso que conviven en nuestro país dentro de las 26 Denominaciones de Origen Protegidas, Andalucía también aporta su granito de arena ya que cuenta con un gran patrimonio y tradición de quesos autóctonos, gracias a las excepcionales condiciones naturales y el saber hacer de sus artesanos, cuya forma de elaboración supone una riqueza cultural que se ha transmitido de generación en generación hasta nuestros días.

El mayor aporte es el del potencial consumo, debido al gran arraigo que existe en
Andalucía por el buen comer, y el carácter siempre marcado por la persistencia del sol que calienta gran parte del año. Esto hace que el queso históricamente haya sido y sea para los andaluces uno de los productos más apreciados e indispensables dentro su dieta mediterránea, siendo estrella indiscutible de una conserva de la leche. A su vez, es altamente valorado y considerado como un manjar, contando además con una tipología de consumidor, gustos y sabores muy variados, independientemente de su nivel cultural, poder adquisitivo o estrato social.

image_4117La disparidad de preferencias y gustos, hace que los andaluces se conviertan en grandes consumidor de cualquiera de las variedades elaboradas en diferentes zonas reconocidas del país y de su tierra, que pueden ir desde la Sierra de Grazalema en Cádiz y su cabra Payoya, pasando por los quesos frescos de cabra y oveja de los montes de Málaga, siguiendo por los quesos de la Mancha o los tradicionales quesos de cabra de la Sierra de Cameros en La Rioja…

Es curioso ver como cada público objetivo tiene un marcado carácter de consumo, que va evolucionando desde los gustos de la infancia y juventud por los quesos tiernos y frescos con su característico sabor a yogur, pasando después a las mezclas de leche y media curación que elevan su sabor… y como domina la percepción de calidad, intensidad, siendo sinónimo de sabor premium y coronando como el top de los quesos, los ovejas que con su máxima curación y llegando a ser añejos, se busca ese toque picante que tanto gusta y que en ocasiones se asocia equivocadamente y generan el mito infundado de… “Si no pica no es bueno”.

Imagen: www.andalucia.org

VN:F [1.9.22_1171]
Rating: 0.0/10 (0 votes cast)
VN:F [1.9.22_1171]
Rating: +1 (from 1 vote)



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *