Cultura del Queso

El blog de la cultura del queso

No te pierdas nada sobre Los Cameros

Si quieres estar informado de todas nuestras novedades e iniciativas suscríbete a nuestra newsletter.

¡400.000 ruedas de queso parmesano en la cámara acorazada del banco!

Lingotes de oro, joyas, fajos de billetes u obras de arte son algunos de los valiosos objetos que esperaríamos encontrar en la cámara blindada de un banco. ¿Y si os aseguráramos que también hay ruedas de queso parmesano?

¡No es broma! En la región italiana de Emilia-Romaña, cuna del parmigiano reggiano −como se denomina en italiano−, existen bancos que conceden préstamos a los productores de este apreciado manjar y aceptan como aval ¡las ruedas de este queso tan sabroso!

La entidad se hace cargo de ellas durante su fase de maduración, entre 18 y 30 meses. A cambio, garantiza a los pequeños empresarios una liquidez equivalente al ochenta por ciento del valor de los quesos en depósito por dos años. Con este dinero, pueden seguir adelante con su actividad durante ese tiempo en el que su capital está inmovilizado, mientras el queso alcanza su momento óptimo de maduración. (Lo que se verifica, por cierto, con un martillo-diapasón especial, que determina si está en su punto a través de las vibraciones sonoras).

Que nadie se asuste pensando que el parmigiano que nos llevamos a la boca se conserva entre papel moneda. Durante estos meses, permanece en cámaras refrigeradas blindadas y con un sistema de videovigilancia, propiedad de las entidades bancarias.

Esta curiosísima práctica tiene sus orígenes en la Edad Media, donde ya se utilizaba el parmesano en operaciones financieras. Sin embargo, es en los años 50 cuando se populariza para apoyar a las pequeñas explotaciones familiares en los difíciles tiempos de posguerra. Pensemos que, para los italiano, es mucho más que un queso: es un producto íntimamente ligado a su cultura y sus tradiciones.

Pero tampoco olvidemos que los bancos… bancos son, y que no pierden de vista el beneficio económico. Este es un queso cuyo valor se incrementa a medida que envejece y, además, es internacionalmente reconocido. Y aunque fluctúa en función de su tiempo de maduración, el precio de un kilo de parmesano se sitúa en torno a los 30 euros. Calculad el valor de una rueda de 30 o 40 kilos…

Sí, parece un buen negocio. De hecho, entre las diversas entidades que ofrecen este servicio (el Crédito Emiliano-Credem o el banco Popolare di Verona, por ejemplo) albergan en depósito más de 400.000 ruedas de parmesano en sus almacenes climatizados, por un valor superior a 150 millones de euros.

El parmigiano reggiano se comenzó a fabricar en torno al 1.200, en los monasterios benedictinos de las provincias de Parma, Reggio Emilia, Módena, Mantua (en la margen derecha del río Po) y Bolonia (en la margen izquierda de dicho río). Dicen que es uno de los quesos más imitados del mundo. No obstante, su producción está regulada por una Denominación de Origen Protegida (D.O.P.) que vela por su calidad y singularidad.

De acuerdo a las cifras de 2018 del Consorzio del Formaggio Parmigiano Reggiano, se emplean 520 litros de leche de vaca para elaborar una rueda de queso, procedente de más de 2.800 granjas. En 2018 se produjeron cerca de 1,9 millones de toneladas de leche, el 16% de la producción láctea de toda Italia. La facturación de esta industria, que emplea a unos 50.000 trabajadores, ascendió a 2.200 millones de euros.

¡Quién les iba a decir a aquellos frailes benedictinos que su invento iba a cotizar tan al alza varios siglos después!

Fuente imágenes: www.parmigianoreggiano.com

VN:F [1.9.22_1171]
Rating: 7.0/10 (2 votes cast)
VN:F [1.9.22_1171]
Rating: 0 (from 0 votes)
¡400.000 ruedas de queso parmesano en la cámara acorazada del banco!, 7.0 out of 10 based on 2 ratings

Comparte esta entrada

4 Comentarios

  1. Excelente nota

    VA:F [1.9.22_1171]
    Rating: 0.0/5 (0 votes cast)
    VA:F [1.9.22_1171]
    Rating: 0 (from 0 votes)
    • Nos alegramos de que te haya gustado, Carlos.

      VN:F [1.9.22_1171]
      Rating: 0.0/5 (0 votes cast)
      VN:F [1.9.22_1171]
      Rating: 0 (from 0 votes)
  2. Me ha encantado el artículo tanto como el parmigiano

    VA:F [1.9.22_1171]
    Rating: 0.0/5 (0 votes cast)
    VA:F [1.9.22_1171]
    Rating: 0 (from 0 votes)
    • ¡Muchas gracias por seguir nuestro blog, María!

      VN:F [1.9.22_1171]
      Rating: 0.0/5 (0 votes cast)
      VN:F [1.9.22_1171]
      Rating: 0 (from 0 votes)



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *