Cultura del Queso

El blog de la cultura del queso

Comer queso nos hace más felices

Miguel Ángel, el gran artista polifacético del Renacimiento, también nos dejó entre su legado escultórico, pictórico, arquitectónico y poético esta sabia reflexión: “La perfección no es cosa pequeña, pero está hecha de pequeñas cosas”.

Y llegados a este punto muchos estaréis pensando ¿qué nos hace verdaderamente felices? En la lista particular podrían aparecer los imprescindibles del ránking: la salud, el amor, el trabajo, la familia, el tiempo, el dinero… En el día a día tratamos de perseguir ese concepto de felicidad, entre los que también se cuela el placer de los momentos sencillos, como reunirnos con las personas queridas junto a un extra de entusiasmo en forma de buen queso. Y aunque cada persona amante de este derivado de la leche tiene sus favoritos, hay un pequeño ‘secreto’ que explica de manera objetiva el bienestar que este producto lácteo nos produce: el regalo de este regocijo quesero está oculto en dos aminoácidos, el triptófano y la tirosina.

Somos química. Una de nuestras hormonas, la serotonina, la encargada de que nos sintamos felices, necesita colaboración para actuar. De hecho, no podría realizar su acción benefactora sin el triptófano, uno de los ocho aminoácidos esenciales de la dieta humana, que ¡buenas noticias! se encuentra en el queso.

La tirosina también hace por nosotros mucho más de lo que podríamos imaginar. Constituye uno de los veinte aminoácidos que forman las proteínas y contribuye a aumentar la concentración, la motivación, así como el rendimiento físico y mental. Además ayuda a otra hormona, la dopamina, que favorece que nos sintamos vitales y en forma. Por otro lado, la caseína, también presente en el queso, tiene su protagonismo para que nos encontremos emocionalmente satisfechos, incluso que nos volvamos ‘adictos’ al queso, según un estudio de la Universidad de Michigan.

Esa “química de la felicidad” en un alimento que tanto nos gusta nos deja momentos de placer a todos los queseros. Y compartirlos, no es una frase hecha, nos hace sentir mejor aún. Un estudio realizado por Oxford Economics y el National Centre for Social Research descubrió que comer en compañía nos produce mejores sensaciones que si lo hacemos solos.

En Los Cameros somos conscientes de este sencillo e importante beneficio, y por ello siempre defendemos que nuestros quesos tienen una única y sencilla misión: ayudarte a conseguir una vida mejor y más plena, hecha de cosas buenas que se hacen con esmero. Ahora ya sabes el papel que juegan los aminoácidos en esa felicidad, en el estado que conforman las pequeñas cosas. Si el célebre Miguel Ángel, irrepetible autor de los frescos de la Bóveda de la Capilla Sixtina y de colosales esculturas como David y su célebre Piedad, supo ver el valor de la genialidad desde esa perspectiva, seguiremos permitiendo que los pequeños placeres se instalen en nuestros momentos escogidos.

Detalle del conjunto de pinturas al fresco de la Capilla Sixtina, obra de Miguel Ángel

VN:F [1.9.22_1171]
Rating: 10.0/10 (1 vote cast)
VN:F [1.9.22_1171]
Rating: 0 (from 0 votes)
Comer queso nos hace más felices, 10.0 out of 10 based on 1 rating



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *