Cultura del Queso

El blog de la cultura del queso

No te pierdas nada sobre Los Cameros

Si quieres estar informado de todas nuestras novedades e iniciativas suscríbete a nuestra newsletter.

El queso, indicador de personalidad


Varios tipos de queso

Según el psicólogo experto en marketing, Nick Black, el queso dice mucho de nosotros mismos. Elegir un queso es una decisión muy personal. Black dice que esto se debe a que es una comida con vida (pues contiene microorganismos).
Para apoyar su teoría, realizó un estudio basado en dos variables. Por un lado el carácter de la persona, para el cuál tomó como objeto de estudio diferentes grupos sociales que compartían edad, estatus, hábitos, condiciones familiares, etc. Una vez seleccionados los grupos, preguntó a los integrantes acerca de sus preferencias con respecto al queso. El resultado fue que gente con características similares solía coincidir en su inclinación hacia un determinado tipo de queso.

Así pues, estableció 5 categorías:

Queso Brie: Personas disciplinadas, independientes que sufren estrés y les encanta comer queso en ocasiones especiales.

Queso azul: Personalidad compleja, fuerte carácter y alta autoestima.

Queso Chèvre (de cabra): Personas responsables y organizadas, que anteponen siempre calidad a cantidad.

Queso Gouda: Gente exigente, inconformista y abierta a nuevas experiencias.

Queso Cheddar:  Define a aquellos que son aventureros y soñadores, pero que aman lo familiar.

Esta teoría no es nada disparatada, teniendo en cuenta que el queso es una metáfora de la vida humana. En un principio son suaves y tiernos, como un bebé. Con el tiempo van adquiriendo un sabor más característico y peculiar, al igual que una persona adquiere su personalidad cuando se hace adulta. Y cuando envejecen son delicados y frágiles pero sin perder su esencia.

(Fuente: www.westernlivingmagazine.com)

 

VN:F [1.9.22_1171]
Rating: 9.3/10 (4 votes cast)
VN:F [1.9.22_1171]
Rating: +2 (from 2 votes)
El queso, indicador de personalidad, 9.3 out of 10 based on 4 ratings

Comparte esta entrada



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *