Cultura del Queso

El blog de la cultura del queso

¿Se puede comer la corteza de los quesos? (Parte 2)

Continuando con el post anterior, existen diferentes tipos de maduraciones a partir de las cuales se formarán las cortezas características de cada tipo de queso.

Aparte de los quesos con corteza natural de los que hablamos en el post anterior, también podemos encontrar quesos en los que se han sembrado mohos o levaduras en su corteza. En estos casos, la corteza puede consumirse o incluso es "Quesos con corteza natural y Quesos con corteza pintada"

recomendable, ya que forma parte del mismo, aportándole sabores y aromas típicos. Un ejemplo de estos quesos son el Camembert y el Brie con mohos blancos, o el Munster o Reblochon con levaduras de tono naranja.

Aparte de los quesos con corteza natural, existen los quesos de corteza artificial.

Dentro de este tipo podemos hablar de los quesos tratados con ceras o parafinas, como es el caso del queso Edam. Estas ceras o parafinas generalmente pueden ser de color rojo o amarillo. En este caso sirven de protección al queso y tenemos que eliminarlos para poder consumirlo.

En la mayoría de las ocasiones, estos productos han sido tratados con antimohos químicos, unas sustancias muy parecidas a los antibióticos.

También pueden presentarse con la corteza pintada.

En muchas queserías, se les aplica antimoho químico cuando el queso está recién elaborado. Debido a la ausencia de mohos  se consigue que no existan las mermas típicas de un proceso natural de maduración. A la hora de prepararlo para su comercialización, se le aplica pintura plástica en el color que convenga: negro, marrón o incluso verde. En esta pintura también se le añade estos antimohos como conservantes químicos. Es obligatorio incluir en las etiquetas el uso de estas sustancias.

El consumo de la corteza del queso depende de su proceso de elaboración. Las cortezas naturales permiten que las podamos comer o incluso saborear, mientras que no es recomendable consumir las cortezas artificiales.

VN:F [1.9.22_1171]
Rating: 7.9/10 (10 votes cast)
VN:F [1.9.22_1171]
Rating: +5 (from 5 votes)
¿Se puede comer la corteza de los quesos? (Parte 2), 7.9 out of 10 based on 10 ratings

6 Comentarios

  1. Gracias por el post, estoy totalmente de acuerdo 🙂

    VA:F [1.9.22_1171]
    Rating: 5.0/5 (1 vote cast)
    VA:F [1.9.22_1171]
    Rating: 0 (from 0 votes)
    • Nos alegramos de que le haya gustado! Muchas gracias por su comentario.

      VN:F [1.9.22_1171]
      Rating: 0.0/5 (0 votes cast)
      VN:F [1.9.22_1171]
      Rating: 0 (from 0 votes)
  2. Qué interesante … no sabía que se podían pintar los quesos con pintura plástica!!! a partir de ahora habrá que tener más precaución o fijarse más en lo que uno se come o no se come del queso.

    VA:F [1.9.22_1171]
    Rating: 5.0/5 (1 vote cast)
    VA:F [1.9.22_1171]
    Rating: -1 (from 1 vote)
  3. QUISIERA SER UN RATÒN Y COMER TODOS LOS QUESOS DEL MUNDO

    VA:F [1.9.22_1171]
    Rating: 3.0/5 (2 votes cast)
    VA:F [1.9.22_1171]
    Rating: 0 (from 0 votes)
  4. Gracias, siempre asumí que las pinturas eran comestibles. Ahora por mi interés en saber si son compostables me desasné de algo que no volveré a ingerir.

    VA:F [1.9.22_1171]
    Rating: 0.0/5 (0 votes cast)
    VA:F [1.9.22_1171]
    Rating: 0 (from 0 votes)
    • ¡Muchas gracias por leer nuestro blog! A partir de ahora, ya sabes que las cortezas pintadas no pueden consumirse debido a los antimohos químicos y pinturas plásticas que llevan. ¡Recuerda fijarte siempre en la etiqueta del queso!

      VN:F [1.9.22_1171]
      Rating: 0.0/5 (0 votes cast)
      VN:F [1.9.22_1171]
      Rating: 0 (from 0 votes)



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *