Cultura del Queso

El blog de la cultura del queso

No te pierdas nada sobre Los Cameros

Si quieres estar informado de todas nuestras novedades e iniciativas suscríbete a nuestra newsletter.

Siglo I… Un escritor sibarita que mezclaba quesos, erizos de mar y carne de ostras

El tiempo vuela y las vacaciones de Semana Santa ya son pasado. Aunque si somos objetivos, dos semanas no es nada comparado con el siglo I d.C., donde encontramos al protagonista de nuestra historia. Estos días atrás os contamos que los romanos eran muy aficionados al queso, tanto que los más adinerados lo incorporaban en su dieta del desayuno y la cena. Era, sin duda, un ingrediente de peso en su gastronomía. Así se desprende de uno de los recetarios más antiguos que se conocen: De re coquinaria (en latín, «Sobre materia de cocina»). Sobre su escritor y algunas curiosidades os vamos a hablar hoy.

La autoría de este libro se atribuye al que podríamos considerar el primer gourmet de la historia: Marco Gavio Apicio. Si en vez de en el siglo I d.C. Apicio hubiera vivido en nuestros días, sin duda se habría convertido en influencer en Instagram con sus fotografías de platos impactantes.

Hedonista y glotón, dilapidó su fortuna para conseguir los manjares más exquisitos y crear las recetas más originales, hasta el punto de que cuando sus arcas mermaron, la historia apunta a que prefirió el suicidio a vivir privado del lujo del buen comer.

En De re coquinaria encontramos el queso como parte integrante de gran cantidad de recetas de lo más extravagantes. Por ejemplo, en el llamado ‘plato de leche’, donde el queso fresco se combina con piñones, erizos de mar, carne de ostras, acelgas, pollo, sesos o tripas de cerdo.

De re coquinaria. Frontispicio de una edición de 1709.

Algo menos excéntrica, aunque también sorprendente, es la ‘sala cattabia’, mezcla de pan macerado en agua y vinagre, queso de vaca, alcaparras e higaditos de pollo. ¿Queréis una tercera opción? Entre los 10 libros que conforman De re coquinaria, el tratado gastronómico que testimonia la cocina patricia de Roma, se encuentra el secreto de la ‘salsa hipotrima’: queso sin sal acompañado de pimienta, menta seca, piñones, pasas, miel y vinagre, entre otros elementos.

Si queréis impactar a vuestros invitados con nuevas y audaces formas de degustar queso, no dudéis en echar mano de las ideas de Apicio. Seguro que no les dejáis indiferentes. Aunque si no son muy dados a los experimentos culinarios… ¡también es posible que os retiren la palabra! Lo dejamos a vuestro criterio. Mientras, en Queso Los Cameros seguiremos investigando sobre el queso. En unas semanas os espera el gran Leonardo da Vinci, que os aseguramos es un libro abierto. ¡No os lo podéis perder!

VN:F [1.9.22_1171]
Rating: 0.0/10 (0 votes cast)
VN:F [1.9.22_1171]
Rating: 0 (from 0 votes)

Comparte esta entrada



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *