Cultura del Queso

El blog de la cultura del queso

No te pierdas nada sobre Los Cameros

Si quieres estar informado de todas nuestras novedades e iniciativas suscríbete a nuestra newsletter.

Un paseo por los anuncios queseros en blanco y negro

Una de las cosas que más nos gustan en este mundo −además del queso, claro− es la publicidad retro. ¡Quién no tiene grabadas a fuego en su cerebro alguna cancioncilla o eslogan comercial de su niñez! Si os pasa lo mismo, acompañadnos en este viaje al pasado a través de antiguos anuncios televisivos de leche y queso, rescatados de ese cajón de sastre que es Internet. ¡Preparaos para un curioso paseo al siglo pasado que choca estrepitosamente con los medios de nuestra era digital!

Empezamos con este llamamiento de la industria lechera de Puerto Rico al consumo de leche fresca, de año indeterminado. No nos digáis que no es pegadizo ese final con los vasitos animados que cantan con voz de Alvin y las Ardillas: “¡Tome leche fresca, tome leche fresca!”.

Una de las características de las primeras épocas de la publicidad televisiva era su candidez. Mensaje blanco y directo y medios técnicos limitados, como veréis en este anuncio animado de Borden Cottage Cheese:

En esos años, el target de los anuncios de queso estaba claro: las amas de casa, que eran quienes se encargaban de llenar la nevera y de alimentar a la familia. Atentos a estos spots de platos preparados de macarrones con queso, especialmente al segundo de ellos, en el que una atribulada esposa nos cuenta que tiene “un problema”: ¡su marido va a comer a casa!

Por supuesto, en España las mujeres también eran las destinatarias del mensaje, tanto las madres como las hijas. Aunque en este anuncio de queso en porciones de los años 60, ¡no queda claro el objetivo de la pequeña protagonista!

A pesar de que no se pueden considerar vintage, ya que son de 2010, no podemos dejar de incluir en este recorrido por la publicidad quesera los anuncios de la marca egipcia Panda Cheese, protagonizados por un oso panda que no acepta un ‘no’ por respuesta. El animalito utiliza unos métodos de persuasión… digamos… un tanto mafiosos. Moraleja: ¡nunca digáis no al queso!

VN:F [1.9.22_1171]
Rating: 0.0/10 (0 votes cast)
VN:F [1.9.22_1171]
Rating: 0 (from 0 votes)

Comparte esta entrada



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *