Actualidad Los Cameros

No se pierda nada sobre nuestros quesos, premios obtenidos y promociones realizadas.

Este San Valentín…¡Te como a quesos!

El queso resulta aún más apetecible cuando se disfruta en compañía. Entre las tres propuestas, el queso Semicurado de Cabra Los Cameros es un ejemplo gourmet de amor por la sostenibilidad rural.

Para aquellos que celebran esta cita invernal (aunque no hay que estar enredado entre las cuerdas de Cupido para disfrutar de un buen queso) Lácteos Martínez-Queso Los Cameros, maestros queseros desde 1961 (Haro, La Rioja), propone para este San Valentín tan particular tres maridajes llenos de poesía.

Parejas sabrosas, con el queso como protagonista común, que en el contexto actual del Covid se pueden preparar, con resultados sorprendentes, en casa. Vino, cava y chocolate son las tres proposiciones honestas (y deliciosas) para que el 14 de febrero se convierta en un domingo muy especial.

Tres duetos gastronómicos que se complementan, que armonizan entre sí y que, en lugar de eclipsarse, incluso mejoran con sus diferencias. Es el caso del Queso de Cabra Semicurado Los Cameros (con un bonito idilio con la España vaciada), una compañía perfecta para un cava. Si en lugar de las burbujas sugerentes los comensales prefieren un vino criado en barrica, el maridaje de proximidad entre el Queso de Mezcla Curado "Etiqueta Roja" Los Cameros y un tinto crianza de la Doc Rioja es un acierto seguro. Y para los apasionados de los sabores fuertes, con un imponente punto dulce, el tándem formado por el Queso de Oveja Curado Los Cameros y un chocolate negro es un perfecto salto sensorial.

 

Haro, 1 de febrero de 2021. Se mire por donde se mire, todo tiene su historia. Tanto si el origen es fruto de la casualidad, como de la perseverancia, si no se quiere ver un triste Fin sin vuelta atrás, al acabar la película, se necesitan a diario cuidadas proporciones de pasión, atrevimiento, sabiduría, constancia y mimos. Sin ellos no hay historia de amor con buenos finales (ni maridajes gastronómicos sorprendentes que lleguen a buen término). Sin estas “materias primas” tampoco se podría elaborar un buen queso, un vino digno de recordar, un cava de burbujas hipnotizantes o un chocolate para chuparse los dedos. Si este San Valentín, más casero que nunca por razones de sobra conocidas, el reto es sorprender a través de los sentidos con productos que nos conquisten, desde Lácteos Martínez-Queso Los Cameros hemos elaborado tres maridajes para emocionarse. El orden para apreciar todos sus matices organolépticos sería el siguiente.

Sin miedo al compromiso con la España vaciada

La primera propuesta para recordarnos que nuestros sentidos están vivos nos susurra que, cuando se pone el corazón, la realidad resulta mucho más atractiva. Es la historia de la última incorporación a la gama de productos de esta quesería de Haro: el Queso de Cabra Semicurado Los Cameros. El sabor elegante, con matices lácticos, nos lleva de la mano a los pastos naturales, al equilibrio entre la tradición y la modernidad del Maestro Quesero, Javier Martínez, a los lazos con el medio rural. Se trata de un queso marcado por su origen, la Sierra de Cameros en La Rioja, donde el clima y la vegetación favorecen que las cabras pasten briosas entre sus montañas. Lácteos Martínez-Queso Los Cameros, fruto de su firme compromiso con el medio rural y los ganaderos de esta zona bella e inaccesible, ha situado un punto lácteo en Jalón de Cameros para que los ganaderos que desarrollan su actividad en zonas aisladas puedan llevar a diario su leche recién ordeñada.

Estas cabras enérgicas, con mucha chispa, dan la mejor materia prima para este queso perfecto para un vino espumoso: un cava, cuyo proceso de elaboración sigue el método tradicional "champenoise", y cuya segunda fermentación se realiza en botella. En esta celebración de los sentidos no debemos pasar por alto que también se come con los ojos: este queso agradable de matices ligeramente ácidos, típicos de la leche de cabra, tiene una inconfundible corteza natural (que durante su elaboración se baña periódicamente con aceite de oliva) y un color blanco perlado. Un tono sutil y elegante para el color dorado de su pareja (intensidad amarillenta que se acentúa conforme los cavas alargan su crianza).

Vino, pan y queso, saben a beso…

La segunda tentación, el Queso de Mezcla Curado "Etiqueta Roja" Los Cameros, resulta muy apetitoso con la compañía de un tinto crianza de la Doc Rioja. Un claro ejemplo de que los productos de proximidad (un queso made in Haro y una Denominación de Origen con solera, la más antigua de España) casan muy, muy bien entre sí. Este queso equilibrado gracias a la leche de vaca (60% mínimo), oveja (20% mínimo) y cabra (6% mínimo), curado durante 6 meses y con la característica corteza natural, seña de identidad de Lácteos Martínez-Queso Los Cameros, tiene un bouquet final muy personal. Un queso auténtico de ojos pequeños (que abrirá los nuestros de par en par) y bien repartidos, cuyo sabor y color pajizo le hicieron merecedor de una medalla Super Gold en los World Cheese Awards y del reconocimiento Gold Winner en los Global Cheese Awards. La otra mitad de esta pareja es un sorbo afrutado, un crianza de la Doc Rioja (envejecido en barrica de roble durante un mínimo de 12 meses). Tempranillo, Mazuelo, Garnacha… hay muchas variedades tintas para brindar en San Valentín.

Ovejas que balan por su chocolate

En el delicioso mundo del queso, siempre hay un sitio para el postre. El Queso de Oveja Curado Los Cameros, catalogado por el prestigioso certamen World Cheese Awards como uno de los 84 mejores quesos del mundo, ha encontrado en el chocolate negro el equilibrio de la intensidad, la justa medida en el que dos sabores se encuentran, se reconocen y se intensifican cuando están juntos. Gracias a la excelente leche de oveja de la zona burgalesa de La Bureba, este queso con seis meses de maduración y de textura granulada recuerda a frutos secos, sobre todo avellanas. Su equilibrio audaz, y sencillamente perfecto, es combinarlo con un chocolate negro (60%). Cuando ambos se funden en el paladar, no hay historia de amor que se les resista.

 

SOBRE LÁCTEOS MARTÍNEZ

Lácteos Martínez, maestros queseros desde 1961, es una empresa familiar orgullosa de su origen riojano. Desde su central en Haro se esmeran a diario para que la suma de tradición e innovación impriman personalidad propia a todas sus referencias. Desde la marca principal, Queso Los Cameros, hasta otras con una producción menor, tales como El Estanque, El Berollo, Señorío de Cameros, La Mochila y Vega del Oja, pero con idénticos estándares de calidad en cada queso. Con una producción anual cercana a las 1.900 toneladas, sus valores son la suma de la pasión por el producto, el respeto absoluto por la calidad de las materias primas y el mimo en todo el proceso de elaboración. Solo con estos principios se puede mantener una tradición quesera que les hace únicos desde hace más de medio siglo.

El pequeño negocio que fundó el matrimonio formado por Jesús Martínez y Justi González ha evolucionado con la segunda generación al frente, aunque mantiene intacta su misión: el lema de la familia Martínez es "saber de queso, saber de vida". En Lácteos Martínez-Queso Los Cameros, sostienen la integridad de una sencilla y única misión: ayudar a que el consumidor consiga una vida mejor y más plena, hecha de cosas buenas que se hacen con esmero.

El valor de la proximidad

Para lograr la excelencia sin perder las raíces, seleccionan materias primas cien por cien naturales, y utilizan cuajo natural. La calidad está garantizada por la proximidad con los ganaderos de la zona, que miman la alimentación de los animales en estrecha colaboración y con el asesoramiento continuo de Queso Los Cameros. Así se garantiza el cumplimiento escrupuloso de las normativas de sanidad y calidad, desde la recogida de la leche hasta que el queso llega a la mesa de los consumidores. Las normas ISO 14000 de Medio Ambiente e ISO 22000 así lo certifican.

Expertos en cortezas naturales

Para la curación, utilizan el método tradicional francés: desarrollan los mohos de afinado en la corteza y los combinan con baños de aceite de oliva. Esta es la clave de sus cortezas naturales, en las que son grandes expertos, y lo que les hace únicos dentro y fuera de nuestras fronteras.

En Queso Los Cameros, disfrutar del queso en todas sus variedades es posible.

Estas son sus elaboraciones con corteza natural: el queso de mezcla semicurado (etiqueta verde) y el curado (etiqueta roja); el de oveja cien por cien, curado. La gama de sus quesos de oveja, vaca y cabra (elaborados con el cien por cien de su respectiva leche), todos ellos con un año de maduración, lo que les otorga la categoría de añejos. Además, destaca su gama de quesos tiernos: el mezcla parafinado, y sus tres tipos de barras, es decir, tierno de vaca, tierno de vaca light y mezcla tierno. Por último, los formatos de libre servicio permiten degustar todo el sabor tradicional en cómodas lonchas o cuñas, y se adaptan a las necesidades hostelería, cáterin y restauración. Sin olvidar sus quesos adscritos a la D.O.P.: Queso de Cabra Semicurado D.O.P. Queso Camerano “Los Cameros”, Queso de Cabra Curado D.O.P. Queso Camerano “Los Cameros” y Queso de Oveja Artesano D.O.P. Manchego “La Mochila”.

Este respeto por los quesos artesanos y naturales ha recibido el reconocimiento de los expertos en certámenes de prestigio internacional como los World Cheese Awards; World Championship Cheese Contest de Wisconsin; los Global Cheese Awardsy la International DairyCompetition de Los Ángeles (EEUU). En España destacan, entre otros, los Premios Gourmet Quesos, los Cincho Castilla y León o el Concurso Nacional de Quesos de Cabra Tabefe.

Queso Camerano, el único con D.O.P. de La Rioja

Si hay algo que distingue a Queso Los Cameros es su queso de autor, el queso Camerano, tanto en su versión semicurado, como curado. Este queso tradicional de la Sierra de Cameros, que ya citaba Gonzalo de Berceo en el siglo XIII, se trata del único con Denominación de Origen Protegida (D.O.P.) de La Rioja. Un placer para el paladar que recupera la memoria gastronómica de La Rioja.

Queso de Oveja Curado Artesano D.O.P. Manchego La Mochila

Tras años de búsqueda entre diferentes queserías de La Mancha, la familia Martínez logra un queso artesano que cumple las expectativas demandadas. Con una receta secreta y original de nuestro Maestro Quesero Javier Martínez, y una selección muy exigente de las ganaderías que garantizan una excelente materia prima, nace este gran queso, con 6 meses de maduración. Es un queso de corte clásico en el que se respetan los tiempos y se garantiza la calma necesaria para obtener el bouquet final.

Desde Haro a EEUU, México o Macao

Los cuatro hermanos Martínez exportan su pasión por la excelencia a más de veinte países, desde Estados Unidos, a México o Guatemala. En Europa, Queso Los Cameros está presente en Austria, República Checa, Alemania, Bulgaria, Dinamarca, Eslovaquia, Francia, Irlanda, Italia, Países Bajos, Polonia, Portugal, Rumanía, Reino Unido, Suiza y Andorra.

El compromiso con la tradición riojana, la calidad y la sostenibilidad se suman a la vocación de difundir la Cultura del Queso, y de llevar aún más lejos una herencia que nace de la tierra y que mira al futuro con optimismo.